acelerar el bronceado de forma natural

La newsletter que no enviarás a SPAM

Suscríbete y recibirás un 10% de descuento para tu primera compra.

¿Cómo acelerar el bronceado de forma natural?

Brisa marina, olor a coco y mar, daiquiri de fresa, tez morena, días de playa y noches de paseo por la arena descalzos… ¡verano! Esa estación mágica que te mantiene en un estado de felicidad casi continuo.

No es de extrañar que cuando aparecen los primeros rayos del sol que indican que el verano está a la vuelta de la esquina de repente a todos nos inunda una sensación de optimismo y buen humor. Nos entran ganas de desenterrar los vestidos, los tirantes, los shorts y las sandalias del armario y por supuesto… de lucir un bronceado dorado y atractivo. Así que nos ponemos a buscar a lo loco remedios de todo tipo para acelerar el bronceado: pasar cualquier rato libre bajo el sol como un lagarto en el balcón (si tienes la suerte de tener uno), tomar el sol en el parque, probar cualquier acelerador de bronceado hasta que encuentres uno que no te deje como un dálmata o introducir alimentos que actúen como activador del bronceado.

CÓMO ACELERAR EL BRONCEADO DE FORMA NATURAL

Ante todo, ten en cuenta que la idea debe ser coger un colorcito agradable y fresco, no ponerte irreconocible, porque la exposición prolongada al sol y, sobre todo, la exposición sin protección y preparación, además de broncearte puede llevar a un fotoenvejecimiento de la piel, deshidratación, la aparición de manchas y quemaduras.

Dicho esto, hoy te ayudaremos en la búsqueda del moreno deseado con nuestros tips para potenciar el bronceado.

ALIMENTOS QUE FAVORECEN EL BRONCEADO

Cuando te dicen bronceado y alimentación, ¿qué es lo primero que se te ocurre? Apostamos a que es la zanahoria. Y en efecto, tienes razón, las zanahorias están muy ricas en betacaroteno, una provitamina que el hígado transforma en Vitamina A, los dos componentes clave para la producción de melanina, el pigmento responsable del color tostado de tu piel que tanto deseas.

Pero las zanahorias no son las únicas, los betacarotenos están presentes en muchos alimentos, sobre todo en la fruta y verdura de color naranja, rojo y verde.

ALIMENTOS DE COLOR NARANJA

La reina indiscutible en este grupo de alimentos es la zanahoria. Es, sin duda, el alimento más popular cuando se trata de un acelerador de bronceado natural. Además, tiene un alto contenido de Vitamina A. Si quieres aprovechar al máximo sus propiedades, disfrútala en crudo.

Pero la zanahoria no es la única, otras frutas de color naranja, ricas en betacarotenos y que favorecen la producción de melanina y bronceado, son:

  1. Calabaza
  2. Melocotón
  3. Albaricoque
  4. Boniato
  5. Mango

ALIMENTOS DE COLOR ROJO 

  1. Tomate: Esta fruta (sí, el tomate es una fruta) tiene un altísimo contenido en licopeno. El licopeno es un tipo de carotenoide con súper poderes, porque además de ser un potente antioxidante, que ayuda a proteger la piel contra los daños producidos por el sol como el fotoenvejecimiento, es decir la aparición de arrugas, ayuda a dar un boost al moreno soñado actuando como un acelerador del bronceado.

  2. Sandía: La sandía, por su frescura, es probablemente una de las frutas más apetecibles y deseadas durante el verano. Pero, además, te ayudará a conseguir más fácil un bronceado bonito, evitará que te deshidrates por su alto contenido en agua y aporta un montón de antioxidantes, ayudando a prevenir el envejecimiento prematuro de las células.

ALIMENTOS DE COLOR VERDE

  1. Espinaca. Aporta dos nutrientes clave: beta y alfa caroteno. Los dos tienen como objetivo estimular la producción de melanina y al mismo tiempo proteger la piel contra los rayos UV. Aunque lo más habitual es que se consuman cocidas, en verano también podrías prepararlos en una deliciosa y fresca ensalada.  

  2. Brócoli: Sin duda, no puede faltar en tu dieta si quieres dar un push a tu bronceado. Además, favorece la hidratación de la piel por su aporte de Vitamina E, una propiedad clave durante la exposición solar prolongada.

AGUA

Mantener una buena hidratación es clave para evitar sufrir un golpe de calor, pero también para mejorar el aspecto de la piel: su brillo, color y elasticidad. Así que, no te olvides de tomar tu 1,5-2l de agua al día. Si te cuesta tomar agua natural, puedes probar con aguas infusionadas que resultan muy refrescantes durante el verano.

NUTRICOSMÉTICA SOLAR

Para acelerar el bronceado de forma natural, la alimentación es esencial. Pero por diferentes motivos no siempre conseguimos aportar a nuestra dieta todos los nutrientes necesarios o simplemente antes del verano necesitamos dar un apoyo extra a la alimentación. ¿Cómo?

¿Has oído hablar de fotoprotección inteligente y nutricosmética solar? Es lo más para coger ese moreno seductor y al mismo tiempo preparar y proteger la piel desde dentro contra los daños que puede llegar a provocar el sol.

Se trata de suplementos a base de vitaminas, minerales y extractos vegetales que tienen como objetivo complementar la dieta y los productos cosméticos de fotoprotección tradicionales.

Suelen actuar en 3 niveles: acelerar el bronceado, preparar y proteger la piel y prolongar el moreno. Para que sean efectivos, deben contener carotenoides, como el betacaroteno de origen natural, contenido en nuestro Sun Boost Summer Skin, que favorece la producción de melanina y el bronceado, así como ingredientes como el licopeno y las vitaminas E y C que protejan la piel contra los daños producidos por los rayos del sol.  

Es importante tener en cuenta que los nutricosméticos, al igual que la alimentación, no funcionan como por arte de magia, necesitan tiempo. Es decir, ponerte a comer zanahorias como un conejo 2 días antes de un evento no te ayudará a broncear más rápido.

Un nutricosmético solar, por ejemplo, se recomienda empezar a tomarlo entre 3 y 4 semanas antes de la exposición prolongada al sol. Conviene seguir tomándolo durante toda la temporada y, si quieres mantener el moreno más tiempo, seguir con el producto otras 4 semanas tras finalizar la época de pasar largos ratos bajo el sol.

 

Por último, recuerda que el protector solar (de calidad) debe ser parte inseparable de tu bronceado soñado. Y ahora…¡a disfrutar!