Jengibre para adelgazar: ¿verdad o mito?
La newsletter que no enviarás a SPAM

Suscríbete y recibirás un 10% de descuento para tu primera compra.

Jengibre para adelgazar: ¿verdad o mito?

El ayurveda lo dice muy claramente: ¡el jengibre se puede considerar como una planta con súper poderes! Esta raíz, con un sabor ligeramente picante y que puede recordar al limón, es casi como si fuese la panacea, tanto para la salud como para la forma física.

¿Por qué? Simplemente porque las propiedades del jengibre son muy numerosas, desde el efecto detox pasando por una acción anti-ox súper potente hasta una ayuda quemagrasas.

¿Y entonces por qué no explotar la acción quemagrasas a la hora de hacer una dieta?

Lo primero (sabes que somos muy pesados con esto): los beneficios del jengibre por si solos no hacen milagros, es necesario que su consumo esté siempre incluido en un plan fit en el que no pueden faltar dieta equilibrada y un buen shake your booty ;)

Beneficios del jengibre para adelgazar

El jengibre es una especia que se extrae del rizoma de la planta Zingiber Officinalis. Se usa desde hace siglos en la medicina popular como remedio natural para un número muy grande de problemas cotidianos.

 

Sin embargo, en los últimos años, se ha hecho cada vez más popular como una de las plantas medicinales más eficaces en los procesos de pérdida de peso. Esto se debe principalmente a 3 propiedades:

  • Impacto sobre el metabolismo
  • Efecto quemagrasas e impacto sobre los procesos de absorción
  • Efecto sobre el control de apetito

La Universidad de Alberta (Canadá) ha analizado 14 ensayos controlados desarrollados para comprobar la efectividad del Jengibre en los procesos de pérdida de peso, concluyendo que en todos los ensayos la suplementación con jengibre disminuyó significativamente el peso corporal.

Aún mas concluyente son los resultados de una investigación de la Tabriz University of Medical Sciences (Irán): tras un análisis de la literatura científica existente (un total de 27 estudios) han concluido que el jengibre puede apoyar los procesos de pérdida de peso a través de varios mecanismos, incluido el aumento de la termogénesis (actúa a nivel general del cuerpo, no de forma localizada en la grasa del abdomen), el aumento de la lipólisis, la supresión de la lipogénesis, la inhibición de la absorción de grasa intestinal y el control del apetito

¿Cómo puedo aprovechar todas las propiedades del jengibre?

¿Te estás preguntando cómo puedes tomar jengibre para adelgazar o mejor dicho cómo incluirlo de forma correcta en tu plan fit? Te damos dos posibilidades, para que puedas elegir la que mejor se adapte a tu estilo de vida y tus gustos.

Infusión de jengibre

La Ayurveda aconseja tomar un litro de infusión de jengibre a lo largo de todo el día. ¿Cómo prepararla? Es muy simple: pon un par de rodajas de jengibre fresco en agua fría (unos 200ml, si preparas más, añade más jengibre), llévala a ebullición y déjala 1 minuto. Tras este tiempo quítalo del fuego y deja el jengibre en infusión durante 7-8 minutos. Voilà, ya puedes disfrutar de tu infusión (tómala cuando está todavía caliente o, si lo prefieres, puedes esperar que se enfríe).

 

¿El sabor no acaba de convencerte? Lo primero: no añadas azúcar (la estás tomado para tu plan fit, no lo pierdas de vista :) ). Lo que puedes hacer es añadir un poco de canela o un poco de limón, el sabor gana mucho, ¡te lo aseguramos!

¿Otra opción? Un té de jengibre. Puedes preparar un té poniendo media cucharada de jengibre en polvo en 250 ml de agua hirviendo. Llévalo a ebullición durante 2 minutos y después cuela el preparado y déjalo enfriar. Si estás fuera de casa y no tienes oportunidad de aprovechar los beneficios de la raíz fresca, puedes optar también por un té ya preparado, pero ten en cuenta que las propiedades podrían variar.

Suplementos con jengibre

¿Eso de madrugar no va mucho contigo y lo de preparar pociones “mágicas” nada más abrir los ojos menos aún? Eres del team “despertador 5 minutos más, otros 5 minutos… ¡es súper tarde no voy a llegar!”? También en este caso tenemos la solución: lo que puedes hacer es incluir en tu rutina un suplemento a base de jengibre. Y si quieres un efecto aún más eficaz puedes probar nuestro Magrifit Piperine que asocia al jengibre los beneficios de la cúrcuma y además contiene, entre otros, Yerba Mate y 2 probióticos con un efecto específico (y demostrado científicamente) para dietas. Así que puedes cuidar tu línea y tu microbiota a la vez, genial, ¿verdad?

 

Un último consejo: si te gusta su sabor peculiar (a lo mejor ya estás acostumbrado porque preparas muchas recetas con jengibre) puedes comerlo en trocitos (2 o 3 al día, es perfecto también para quitar el hambre – cuando te gustaría devorar todo el junk food que encuentras en la nevera). Pero ojo, estamos hablando del jengibre fresco. El jengibre confitado (sabemos qué estás pensando :) ) está muy rico, pero no, contiene mucho azúcar y no ayuda a tu plan para ponerte en forma.