Masaje drenante ¿Cuáles son sus verdaderos beneficios?
La newsletter que no enviarás a SPAM

Suscríbete y recibirás un 10% de descuento para tu primera compra.

TU ALIADO NATURAL
MAGRIFIT DETOX
Magrifit Detox es nuestro elixir depurativo con acción drenante y diurética que te ayuda a eliminar las toxinas y los líquidos retenidos.
Más info
TU ALIADO NATURAL
MAGRIFIT DETOX
Magrifit Detox es nuestro elixir depurativo con acción drenante y diurética que te ayuda a eliminar las toxinas y los líquidos retenidos.
Más info

Masaje drenante ¿Cuáles son sus verdaderos beneficios?

¡Todos queremos un masaje drenante! O al menos todos los que lo hemos probado. ¿Y por qué? Pues, porque apoyar el sistema linfático es esencial no solo para mantener un fuerte sistema inmunitario, sino también porque es clave para la eliminación de los líquidos retenidos y la celulitis. Y un masaje drenante es una de las mejores soluciones tanto para aliviar la hinchazón producida por la retención de líquidos como para liberar el organismo de las toxinas acumuladas.  

Así que, descubre los verdaderos beneficios del masaje drenante y todo lo que esta técnica puede hacer por ti. Te garantizamos que será tu nueva herramienta para sentirte y verte mejor.

TU ALIADO NATURAL
MAGRIFIT DETOX
Magrifit Detox es nuestro elixir depurativo con acción drenante y diurética que te ayuda a eliminar las toxinas y los líquidos retenidos.
Más info

¿Qué es un masaje drenante?

Al pensar en un masaje, lo más probable es que lo asociemos con el alivio de contracturas (los famosos “nudos”), la mejora de la circulación sanguínea o, simplemente, con la relajación. Pero en el caso del masaje drenante, éste estimula la circulación de la linfa y, gracias a ello, ofrece beneficios tanto para la salud cuanto para la belleza exterior.

Un masaje drenante linfático tiene como objetivo favorecer la circulación de la linfa (líquido) a través de los vasos y los ganglios linfáticos para eliminar toxinas y líquidos retenidos

¿Cuáles son los beneficios de un masaje drenante? 

En este artículo nos enfocamos en los beneficios estéticos del masaje drenante, para la celulitis, los líquidos retenidos y la piel. Pero cabe destacar que, tal y como explica la investigación de la Universidad Napier de Edimburgo, esta técnica también es positiva para tratar para la migraña, los dolores asociados con la fibromialgia y el linfedema (estancamiento de la linfa en un ganglio que está obstruido).

Volviendo al ámbito beauty:

  1. El masaje drenante es muy eficaz para la celulitis: “Destapar” los ganglios y permitir que la linfa (líquido) circule correctamente es esencial para mejorar la apariencia de la celulitis y de la piel en general
  1. El masaje drenante elimina líquidos retenidos: además, por si no lo sabías, la retención hídrica es la mejor amiga de la celulitis, así que conviene mantenerla a raya. 
  1. El masaje drenante ayuda reducir el espesor de grasa bajo la piel: Además de la retención de líquidos, otro factor de celulitis es la adiposidad (grasa) localizada y ¿adivina qué? El masaje drenante favorece la reducción del espesor de la grasa subcutánea y, por ello, también ejerce un efecto modelador, tal como demostró un trabajo de la Universidad de Hacettepe. Eso sí, que quede claro: el masaje drenante modela, pero no adelgaza. 

Dado que la celulitis se puede localizar en glúteos, piernas, brazo y abdomen, por supuesto que la mayoría de los masajes drenantes se realizan en dichas zonas. Lo que pocos saben es que el masaje drenante facial, en cara y cuello, también es una práctica frecuente, que se realiza para deshinchar el rostro y mejorar la apariencia de la piel.

 

¿Cómo hacer un masaje drenante? 

Un masaje drenante consiste en hacer movimientos suaves, con mayor o menor presión en determinadas zonas, con el objetivo de estimular el movimiento de la linfa y conseguir así el drenaje natural de toxinas.

Es fácil deducir que quién realiza el masaje drenante debe conocer perfectamente cómo funciona el sistema linfático, dónde se suelen producir los “estancamientos” de la linfa y como desbloquear la circulación de este líquido. Muchos profesionales deciden combinar el masaje drenante con el uso de cremas reafirmantes, antioxidantes o con agentes que activan la circulación, para obtener un beneficio extra.

Aunque lo ideal sería que acudas a un profesional, no es imposible hacerse un “automasaje”, solo debes seguir los siguientes consejos:

  • Utiliza una crema o aceite para que te resulte más fácil realizar un masaje drenante casero.
  • Siempre desde abajo hacia arriba. Esto aplica para las piernas, el abdomen, los brazos y hasta el rostro.
  • Alterna los movimientos. Primero, puedes comenzar con masajes circulares, utilizando la palma de tu mano. Luego, ligeros pellizcos para “estrujar” la zona con adiposidad. ¡Cuidado! Sin hacerte daño. Finalmente, realiza masajes de abajo hacia arriba, con el objetivo de desplazar la linfa hacia pequeños filtros llamados nódulos linfáticos.
  • Sé constante. Puedes ir a un profesional especialista en masajes drenantes 1 vez por semana y continuar en casa, masajeando las zonas tratadas 3 veces por semana. 

¿Qué hacer después de un masaje drenante?

Conviene aplicar una serie de cuidados tras un masaje drenante para sacarle el máximo provecho:

  • Bebe abundante agua: para permitir que el organismo elimine toxinas después del masaje, asegúrate mantener una buena hidratación. Parece sencillo, pero muchas personas no son capaces de hacerlo y, a raíz de esto, la terapia manual no surte el efecto deseado.

  • Incluye infusiones o preparados naturales diuréticos: para facilitar la eliminación de toxinas y de líquidos retenidos puedes incluir en tu dieta también preparados a base de plantas como la cola de caballo, el cardo mariano, la alcachofa o el higo chumbo. O, también, puedes probar nuestro MAGRIFIT DETOX con acción diurética y drenante que reúne las mejores plantas depurativas.

  • Practica actividad física: camina, nada, baila, haz pilates o el deporte que más te guste. 

  • Mantén un estilo de vida de calidad: la dieta saludable (pobre en azúcares, grasas y alcohol) y un descanso adecuado son clave.

  • Reducir el consumo de sodio: es un punto que merece una mención aparte, dado que este mineral causa retención de líquidos y, siendo sinceros, de nada servirán los masajes drenantes si se comen alimentos muy salados o se añade demasiada sal a las comidas.