9 trucos para conservar el bronceado por más tiempo
La newsletter que no enviarás a SPAM

Suscríbete y recibirás un 10% de descuento para tu primera compra.

9 trucos para conservar el bronceado por más tiempo

Es verdad: no a todas las personas les gusta estar morenas (y, afortunadamente, los tiempos en los que estaba de moda un bronceado extremo, conseguido embadurnándose en aceite de bebé Johnson’s, han desaparecido). Pero hay que reconocer que, sin duda, existe una preferencia y atracción generalizada por los bronceados dorados, naturales y bonitos. ¿El motivo? Suelen ser muy favorecedores, mágicamente todo nos queda mejor e ingenuamente nos hacen pensar que si seguimos morenos, el verano todavía no se ha acabado

La buena noticia es que hoy en día, es posible tener un bronceado saludable, atractivo y duradero, sin arriesgar nuestra salud ni acelerar el envejecimiento de nuestra piel (ya sabemos que la exposición solar excesiva es un camino rápido hacia las manchas y las arrugas). 

Usar un protector solar con factor 50 o superior, evitar exponerse al sol desde las 11 hasta las 16 horas y mantener una hidratación adecuada de la piel son claves para lograr un bronceado saludable y bonito. Y de la misma manera que antes de la exposición solar buscamos la fórmula mágica para que el tono quede bonito, después intentamos hacer de todo para alargar la vida del bronceado. 

¿Cómo conseguirlo? Hoy te daremos algunos consejos para conservar una tez morena durante más tiempo

9. Utiliza cremas ‘aftersun’ 

Tras exponerte al sol, utiliza una crema o loción ‘aftersun. Este tipo de productos no reemplaza a la crema hidratante, pero son ricos en compuestos antioxidantes y antiinflamatorios para mantener la piel radiante, sin enrojecimiento en el corto plazo y sin arrugas y manchas a mediano-largo plazo.

El mejor momento para aplicar la crema aftersun es después de la ducha para que se absorba mejor. 

8. Aplica aloe vera 

Para los amantes de la cosmética natural, simple y efectiva, el aloe vera es un imprescindible. Se usa después de la exposición solar, nunca antes porque no tiene la capacidad de bloquear la radiación ultravioleta. El aloe vera reduce el daño del sol en la piel y calma y estimula la regeneración celular.

Puedes usar el aloe vera directamente extraído de la planta (el gel interior transparente de la hoja) o comprar gel de aloe vera puro. Tal y como explica una investigación del Departamento de Dermatología de la Universidad Médica de Freiburg, el aloe vera reduce el enrojecimiento y trata las quemaduras asociados con el sol

7. Dúchate con agua templada 

El agua demasiado caliente no solo hará que tu bronceado desaparezca más rápido, sino que reseca la piel, fomenta la descamación y favorece la aparición de arrugas. Tampoco es necesario que te duches con agua helada, simplemente intenta que el agua esté templada. Esto no solo aplica para preservar el bronceado, sino que debería ser un elemento fundamental de tu rutina de skincare

6. Consume vegetales verdes y anaranjados 

La asociación de la ingesta de zanahoria y calabaza con el bronceado lleva tiempo y las propiedades de estos alimentos para potenciar el color dorado en la piel se deben a su contenido de betacaroteno. Sin embargo, no abuses de los mismos porque tu piel puede adquirir un tono naranja, literalmente. Tal y como explica un artículo de la Universidad de Georgia, esta condición se llama hipercarotenosis y, si bien no es peligrosa, no es precisamente bonita.

Pocos saben que los alimentos de color verde oscuro, por ejemplo, las espinacas, la acelga o el brócoli, también son ricos en betacaroteno. No son de color naranja porque la clorofila, el pigmento que les da su color verde, “enmascara” el contenido de carotenoides. ¡Así que los puedes considerar desde ya los nuevos aliados para tu bronceado! 

5. Aumenta la ingesta de Omega 3 y de otras grasas saludables 

El Omega 3 presente en pescados azules (salmón, trucha, sardina, caballa), en frutos secos (almendras, nueces, anacardos, pistachos), chía y otras semillas es un súper aliado para mantener la piel bronceada. Además, estos alimentos contienen también vitamina E, un potente antioxidante súper útil para ralentizar el envejecimiento cutáneo.

Además, puedes introducir en tu dieta el aguacate que, como el aceite de oliva y las aceitunas, contiene grasas monoinsaturadas, fundamentales para la salud de la piel.  

4. Ayúdate con los suplementos naturales 

La nutricosmética es de gran utilidad para conseguir un tono dorado, atractivo y duradero gracias a productos que se han formulado de forma específica para favorecer el bronceado y prolongar su duración. ¿Un ejemplo? Nuestro SUN BOOST SUMMER SKIN que se ha formulado para acelerar el bronceado, preparar la piel para la exposición solar y estimular la producción de melanina. El resultado: una piel bronceada y uniforme, durante más tiempo.

Eso sí, la nutricosmética solar de ninguna manera reemplaza a la crema protectora: se trata de fórmulas ricas en principios activos antioxidantes (licopeno, selenio, vitamina E y A, betacarotenos) que previenen el fotoenvejecimiento, pero no se puede considerar un filtro solar tópico. 

sun boost summer skin

3. No te olvides de la exfoliación 

Algunas personas creen que para preservar el bronceado deben renunciar a la exfoliación, ya que consideran que este procedimiento podría “barrer” el color de la piel y hacer que vuelva a su color en menos tiempo.

En realidad, una exfoliación suave, una vez por semana, mejora la apariencia de la piel bronceada y evita que se acumulen restos de células y cosméticos en los poros. De lo contrario, la piel tendrá un color bronceado, pero estará opaca y apagada. 

2. Aplica un autobronceador…con moderación 

Te parecerá una locura y dirás: “Pero yo no quiero un bronceado fake, yo quiero alargar mi bronceado dorado súper atractivo”. Pues, bien cuando nos referimos a aplicar un autobronceador, nos referimos de utilizarlo solo como un truquillo para prolongar tu bronceado súper bonito, por lo tanto, debes usarlo no más de 1 o 2 veces por semana. Y con el fin de obtener un acabado más natural y controlar los resultados lo mejor sería optar por uno con efecto progresivo. 

1. Vitaminas E y C para tu beauty routine nocturna

Deja para tu cuidado facial de la noche las cremas con vitamina E y vitamina C, dado que su poder antioxidante y reparador ayuda a minimizar los daños del sol y a prevenir las manchas provocadas por el mismo. 

Con estos simples trucos y consejos podrás lograr que tu bronceado dure más tiempo y, de paso, cuidarás tu piel, además de alargar esa sensación de verano que tanto nos gusta.