granos-cara-causas-tratamientos
La newsletter que no enviarás a SPAM

Suscríbete y recibirás un 10% de descuento para tu primera compra.

Tipos de granos en la cara: Causas y Tratamiento

Te ponemos en situación: tienes que acudir a una fiesta, a una boda, a una cita y el día antes (como no) notas un bultito luciendo en todo su esplendor en el centro de tu mejilla o de tu frente. ¿Qué será? Un señor grano. Por supuesto, no sería el fin del mundo, nos ha pasado a todas, pero, aunque muchas digan que los granos son parte de nosotras (razón no les falta) sin duda son fastidiosos y muchas veces pueden ser dolorosos.

Existen distintos tipos y, lamentablemente, no son exclusivos de la pubertad y la adolescencia. Tampoco faltan los remedios caseros para tratar los granos en la cara. Que levante la mano la que al menos una vez en su vida no haya acudido a la polémica pasta dental.

Por suerte, existen diferentes productos específicos para mantener la piel libre de granos y acelerar la curación de las imperfecciones que ya han aparecido. Para solucionar este problema, lo mejor es ir a la raíz del asunto, ¡pero sin explotarlos! Es una pésima idea (aunque a algunas les pueda parecer relajante), al igual que aplicar capas y capas de maquillaje intentando a ocultarlos, pero que solo los empeoran.

Continúa leyendo hasta el final y descubre todo sobre los granos:

  • Tipos de granos
  • Por qué aparecen los granos en la cara
  • Cómo tratar los granos en la cara
  • Algunos consejos para evitar la aparición de los granos

Tipos de granos

El acné vulgar es una enfermedad dermatológica, caracterizada por numerosos “granos”, que debe ser diagnosticada y tratada por un profesional, tal y como explica el trabajo de la Universidad de Bristol. Por ello, en este artículo nos centraremos en los tipos de granos que, aunque no revisten gravedad, los queremos lejos de nuestra piel:

  • Espinillas y pústulas: por lo general la gente cree que las espinillas son los granos enrojecidos, con punta de color amarillento, que pueden tener pus en su interior. Pero en realidad, si tienes pus en su interior se trata de pústulas. Las espinillas, o comedones, se producen por la oclusión de los poros y la acumulación de sebo (secreción grasa) en el mismo.

  • Puntos negros: son espinillas en las que se acumulan restos celulares, secreción sebácea y bacterias. Su coloración oscura se produce porque se trata de espinillas abiertas y, como resultado, la grasa en su interior se oxida, cogiendo un color gris-negro.

  • Pelos encarnados: se producen porque el pelo no puede salir del folículo piloso hacia la superficie de la piel y comienza a crecer y enroscarse, formando una protuberancia, que incluso puede llegar a doler. Se puede producir después de una depilación.

  • Milia: esas bolitas blancas alrededor de los ojos se llaman milias. Estos pequeños quistes benignos de queratina, contrariamente a lo que se puede creer, no son de grasa. Su tamaño suele ser de menos de 3 mm, conforme a una publicación del Centro Médico Lincoln

 

Por qué aparecen los granos en la cara

Lamentablemente, muchas veces se asocia la presencia de granos o puntos negros con falta de limpieza y por esto se acude a productos limpiadores demasiado agresivos que pueden dañar la piel y propiciar la aparición de estas molestas protuberancias.

Los restos de células de la piel, la secreción sebácea y las bacterias están en todos los cutis.

Ahora bien, ¿por qué algunas personas son más propensas a desarrollar granos, espinillas y puntos negros que otras? Influyen: 

  • La alimentación: se ha demostrado que el azúcar está estrechamente relacionado con el empeoramiento del acné, dado que activa un gen llamado mTOR que en personas con acné está sobreestimulado.

  • Algunos medicamentos (incluida la píldora anticonceptiva).

  • Algunos productos cosméticos: no limpiar la piel con un producto adecuado, exfoliarla demasiado y no quitarse el maquillaje son causas frecuentes de granos.

  • SPM (Síndrome Premenstrual): es bastante normal que aparezcan granitos durante el síndrome premenstrual.

  • La depilación y el rasurado: son las grandes causas de los pelos encarnados.

  • La genética

  • La edad

  • Los cambios hormonales

Cómo tratar los granos en la cara

Cuando aparece un grano en tu cara, apretarlo es la peor idea. Solo aumenta el enrojecimiento, la inflamación y el mal aspecto de la protuberancia, según un excelente artículo del Instituto para la Calidad y Eficiencia en el Cuidado de la Salud. Además, al dañar la piel, pueden quedar cicatrices.

Seguramente piensas, ¿y por qué muchos profesionales de la estética o dermatología explotan los granos y los puntos negros? La respuesta es simple: porque saben cómo hacerlo en condiciones higiénicas y con instrumentos específicos.

¿Entonces la única forma de tratar los granos es cubriéndolos con maquillaje? Tampoco, mucho menos si se trata de una base oleosa, que solo empeorará el problema.

Los consejos básicos son mantener tu piel limpia y usar productos específicos para controlar puntos negros y espinillas. En el caso de los pelos encarnados, exfoliar la piel suavemente permitirá que el vello pueda salir y desaparezca la protuberancia. Puedes aplicar sobre el grano un aceite esencial de árbol de té, pero ten cuidado, porque puede quemar la zona, así que siempre es mejor disolverlo en una base neutra como un aceite vegetal como el de cáñamo o aún mejor usar un producto específico para los granos a base de árbol de té.

En casos severos, debes acudir a un profesional.

 

 

Algunos consejos para evitar la aparición de los granos

Si tienes tendencia a tener granos, espinillas, puntos negros o milias, te recomendamos los siguientes consejos de skincare:

  • Cuidar la alimentación. Todo el mundo debe cuidar la alimentación, pero probablemente las pieles acneicas deben tener aún más cuidado evitando azúcares y alimentos inflamatorios. La mejor forma de conseguirlo es acudir a un profesional con conocimientos en la materia.

  • Limpiar tu piel con un producto gentil y adecuado para la piel de tu rostro, dos veces al día. Es indispensable limpiar la piel antes de acostarse.

  • Nunca, jamás, dormir con el maquillaje puesto.

  • Evitar apretar o exprimir los granos.

  • Evitar maquillaje de textura grasa.

  • Acudir a un profesional para que te oriente en el cuidado de tu piel.

  • Exfoliar la piel suavemente. Los exfoliantes y los limpiadores agresivos destruyen la barrera cutánea y favorecen la acumulación de bacterias y sebo en los poros.

  • Complementar tu rutina con un suplemento: los suplementos alimenticios a base de zinc o de ingredientes antiinflamatorios que ayuden a mantener y reestablecer la barrera cutánea como los Omega 3 que están presentes, además de en el pescado azul, en algunos aceites vegetales como el de cáñamo o nuez sería una óptima elección. Otro ingrediente, que es famoso por su efecto antioxidante, pero no se suele relacionar con su acción anti-acné es el resveratrol. Se ha hallado que el resveratrol ayuda a inhibir la acción del gen mTOR del que hablamos con anterioridad y el que está estrechamente relacionado con la aparición del acné. Todo esto y más encontrarás en nuestro Green Boost Skin Complex  que reúne el poder antiinflamatorio del aceite de semillas de cáñamo con el seboregulador, hidratante y antioxidante del resveratrol, la coenzima q10, la vitamina E y el ácido hialurónico.
No te olvides que para conseguir unos buenos resultados y notar los cambios debes ser constante en el cuidado de tu piel y tener paciencia. ¡Los resultados no serán inmediatos, pero con total seguridad la espera merecerá la pena!