¿Qué es la alimentación consciente? ¿Por qué es importante?

La newsletter que no enviarás a SPAM

Suscríbete y recibirás un 10% de descuento para tu primera compra.

¿Qué es la alimentación consciente? ¿Por qué es importante?

El ritmo de vida que llevamos es más rápido cada día, la lista de objetivos y la de “to do” al final del día en vez de haber disminuido ha crecido el doble, y por si eso fuera poco, vivimos siempre conectados a nuestro ordenador o a nuestro teléfono móvil. Este ritmo tan acelerado hace que no disfrutemos del momento, que estemos pensando en el mañana en lugar de estar viviendo el presente. "La vida es lo que sucede mientras estás ocupado haciendo otros planes." Así de claro lo tenía John Lennon, el célebre miembro de los The Beatles, y tenía toda la razón del mundo. Vivir a todo gas puede ser emocionante, pero también muy estresante y todos sabemos que el estrés no es precisamente beneficioso.

Una de las técnicas utilizadas para mitigar el estrés, que además se ha puesto muy de moda en los últimos años , es el mindfulness. Te suena, ¿verdad?

El mindfulness es la capacidad de prestar atención al momento presente, de vivir ese momento y disfrutarlo sin pensar en nada más. Un concepto que nos gusta mucho y que creemos que también debe llevarse a la alimentación.

La alimentación consciente o mindfoodness es justamente eso, el arte del mindfulness llevado a la nutrición, la capacidad de prestar atención a lo que comemos, de disfrutarlo y de apreciar cada uno de los ingredientes que estamos saboreando. Sin prisas y sin pensar en el después: la televisión puede esperar, el móvil también. Dedica este momento a la experiencia culinaria y deja la mente en blanco.

La alimentación consciente tiene como objetivo evitar conductas nocivas a la hora de comer que con el tiempo perjudicarán nuestra salud. Aprender a practicar el mindfoodness nos permitirá:

  • Mejorar nuestra capacidad de saciedad y autocontrol: cuando no ponemos la mente en “stand by” durante las comidas y seguimos planificando y planificando, ingerimos los alimentos de forma automática, sin darnos cuenta de la cantidad consumida. Muchas veces ni siquiera sentimos saciedad, aunque no tengamos hambre ni ganas. Esto hace que comamos más cantidad de la realmente necesaria, realizando una alimentación consciente se promueve el autocontrol y por tanto ayuda a regular los excesos de comida.
  • Ayudar a reducir la obesidad: no lo decimos nosotros, lo dice un estudio publicado en Obesity Reviews. Gracias a la alimentación consciente se pueden evitar los atracones y por tanto puede ser muy positivo para las personas que sufren de obesidad.
  • Reducir la necesidad de picotear entre horas: normalmente las comidas menos saludables son las que hacemos entre horas, antojos o caprichos para “matar el hambre”. Practicando el mindfoodness disminuye también esa necesidad que nos creamos de picotear alimentos menos saludables entre horas.

Para llevar a cabo la alimentación consciente podrías hacerlo de la mano de un profesional de la nutrición, dado que el arte del mindfoodness requiere de un entrenamiento a nivel cognitivo, conductual y emocional o podrías empezar poniendo en práctica nuestros consejos :

  • Come solo cuando tengas hambre (no te obligues a comer porque sí)
  • Lleva una alimentación completa y si hay algún determinado alimento que no te guste, busca una forma de cocinarlo que te pueda gustar
  • Deja tu teléfono móvil lejos a la hora de comer
  • No pongas la televisión, ni comas trabajando o mirando al ordenador
  • Dedícate ese momento a ti mism@: huele la comida, come despacio, masticando y disfrutando del sabor. Haz de tu almuerzo un momento “Mmmm...”.
  • Si tienes tiempo prepara la mesa como si fueras a tener invitados: un mantel bonito, unas flores, una decoración que te guste. El propio plato también es importante, no pongas la comida de cualquier forma, esmérate en la presentación. El ambiente agradable y el plato bien presentado incrementa la sensación de satisfacción, positivismo y bienestar.

Alimentarse de forma consciente ayudará a nuestra mente y a nuestro cuerpo a relajarse y a disfrutar del momento, porque la vida se trata de esto, de momentos.