Propiedades del Aceite de cáñamo para tu piel
La newsletter que no enviarás a SPAM

Suscríbete y recibirás un 10% de descuento para tu primera compra.

Propiedades del Aceite de cáñamo para tu piel

Es protagonista en prácticamente cualquier revista, desde Elle, pasando por Glamour y hasta el New York Times. El aceite de cáñamo, producido a partir de las semillas de la planta Cannabis Sativa, es sin duda el ingrediente de belleza (y de bienestar) más de moda del momento.

En Estados Unidos (y en particular en la West Coast) su popularidad ha crecido ya hace unos años, sobre todo gracias a declaraciones de celebrities como Jennifer Aniston o Cara Delevingne (ambas súper fan de este ingrediente natural con propiedades wellness).

Y si todavía no te has convencido, ¿sabes que según Allure USA el aceite de cáñamo se han convertido en el nuevo Chanel N°5? Sí sí, igual de icónico y deseable.

Sin embargo, ¿sabes por qué se ha hecho tan famoso? ¿Conoces ya las propiedades y los beneficios que el aceite de cáñamo tiene para tu piel?

¿Qué es el aceite de cáñamo y para qué sirve?

El aceite de cáñamo es uno de los ingredientes más ricos en ácidos grasos poliinsaturados, fundamentales para tener una piel con aspecto sano. Las investigaciones científicas han demostrado que estos ácidos grasos son esenciales para reforzar la barrera cutánea y para nutrir la piel.

Sin embargo, a lo mejor te sorprenderá, pero una de las preguntas más frecuentes relacionadas con su uso en cosmética y bienestar es “¿Me colocaré al usarlo?“ o “¿Daré positivo en un test de drogas?”. La respuesta es rotundamente no y para que no te quedes con las dudas, te explicaremos cuál es la diferencia entre el cannabis que “coloca” y el cáñamo que ayuda a tu bienestar.

CANNABIS

El componente que provoca los efectos psicotrópicos del cannabis (alteración de la percepción y modificación del estado de ánimo) es el Δ-9-Tetrahidrocannabinol, comúnmente conocido como THC. Si no hay THC (como en los productos de nutricosmética con cáñamo) no hay efectos psicotrópicos, así de simple. :) 

CBD o CANNABIDIOL

En el Cannabis Sativa se encuentra otro componente mayoritario, que es el CBD – conocido también como cannabidiol: es un componente que se puede usar solo de forma tópica y de hecho en los últimos tiempos está arrasando en productos cosméticos, ya que cuenta con propiedades antiinflamatorias, relajantes y antisépticas.

CÁÑAMO

Y ahora llegamos a nuestro protagonista: el cáñamo. Es una planta que pertenece a la familia del Cannabis Sativa, y que no tiene efectos psicoactivos (no contiene THC). Su consumo es legal y es una fuente preciosa de ácidos grasos esenciales, vitaminas y enzimas. Por esto se ha convertido en uno de los ingredientes más apreciados por los nutricosméticos de calidad.

¿Cuáles son las propiedades del aceite de cáñamo?

Sin dudas, uno de los efectos más interesantes del aceite de cáñamo es su propiedad antiinflamatoria; además, ayuda a mantener las defensas cutáneas y cuenta con propiedades anti-aging.

Los efectos más relevantes se observan en las pieles con acné: por ejemplo, en un estudio publicado en el Journal of Clinical Investigation se han relacionado de forma directa los efectos del cáñamo sobre los procesos de equilibrio en la producción de sebo, ayudando a desinflamar la piel con impurezas.

Y, por si no fuese suficiente, gracias a su contenido en ácidos grasos esenciales, es un ingrediente muy apreciado por su poder hidratante, con efectos muy buenos en rostro, labios, manos y también pies. 

Efecto hidratante y nutritivo

Los componentes activos del aceite de cáñamo proporcionan un sinfín de beneficios para la piel (y también para el pelo), en modo particular si sufres de deshidratación profunda. Este efecto se debe también a su contenido de vitaminas del Grupo B, A, C y numerosos minerales como el magnesio y el hierro.

El aceite de cáñamo tiene la propiedad de restaurar el equilibrio hidro-lipídico y de volver a aportar los nutrientes esenciales para una piel luminosa y deslumbrante.

Efecto antioxidante

Los antioxidantes constituyen un aliado fundamental para proteger y cuidar la piel, ya que aportan importantes beneficios en término de reducción de arrugas y líneas de expresión y, en general, proporcionan una mayor elasticidad, flexibilidad y luminosidad a la piel.

Aunque las vitaminas C y E se han tradicionalmente considerado como los antioxidantes más potentes, el aceite da cáñamo está subiendo de posiciones en este particular ranking y se está convirtiendo en el ingrediente antioxidante estrella de la nutricosmética natural.

Esto se debe a su contenido en vitaminas, sales minerales y ácidos grasos (en concreto omega 3 y omega 6), que lo convierten en un aliado perfecto para contrarrestar los daños ocasionados por los radicales libres (uno de los principales culpales del envejecimiento).

Efecto intenso para el acné (y también para el maskné) 

Distintos estudios han demostrado que el cannabidiol (componente activo del aceite de cáñamo) es un instrumento muy válido para la lucha contra el acné. Esto se debe a que cuenta con propiedades antiinflamatorias y actúa a nivel de producción de sebo.

En 2014, un estudio publicado en Journal of Clinical Investigation examinó los efectos del aceite de cáñamo en la función de las glándulas sebáceas, llegando a demostrar que actúa en 3 niveles distintos:

  • Regulando la sobreproducción de sebo
  • Proporcionando un efecto antiinflamatorio
  • Actuando eficazmente sobre el aumento de la cornificación (simplificando mucho: el proceso por el que la piel se engrosa y que causa, entre otras cosas, los puntos negros)

Además, el aceite de cáñamo es un muy buen aliado en caso de maskné (el acné provocado por las mascarillas), gracias a su acción seboreguladora. Con la pandemia este efecto tan desagradable se ha añadido a los efectos nocivos que nuestra piel ya sufría a causa de la contaminación: las zonas más afectadas suelen ser la barbilla, las mejillas y la nariz y esto se debe a que el rostro, debido a las mascarillas, produce más sebo de lo habitual por la dificultad de transpiración de la piel.

acete-canamo-piel

¿Cómo tomar el aceite de cáñamo?

Hay dos formas principales: usar aceite de cáñamo en frio (por ejemplo, para alinear tus ensaladas) o nuestra forma favorita: asumirlo en formato perla a través de un suplemento de nutricosmética.

¿Por qué preferimos el formato perla? Es muy simple: es muy cómodo de llevar, no necesita ninguna preparación especifica y te aseguras de estar tomando siempre la cantidad correcta. Genial, ¿verdad?

Súmate a esta tendencia “alucinante”e incorpora el aceite de cáñamo en tu rutina beauty y wellness. ¿No sabes por dónde empezar? ¿Qué tal si pruebas nuestro fantástico Green Boost Skin Complex compuesto por perlas de aceite de semillas de cáñamo y una "beauty bomba" de ácido hialurónico, coenzima q10, resveratrol y vitamina E.