¿Por Qué no Adelgazo? 5 Factores que Retrasan tus Resultados
La newsletter que no enviarás a SPAM

Suscríbete y recibirás un 10% de descuento para tu primera compra.

TU ALIADO NATURAL
MAGRIFIT FLASH
Magrifit Flash favorece el gasto energético, mitiga el hambre nerviosa y te ayuda a conseguir los objetivos de tu dieta más fácilmente.
Más info
TU ALIADO NATURAL
MAGRIFIT FLASH
Magrifit Flash favorece el gasto energético, mitiga el hambre nerviosa y te ayuda a conseguir los objetivos de tu dieta más fácilmente.
Más info

¿Por Qué no Adelgazo? 5 Factores que Retrasan tus Resultados

¡Daríamos todo por una fórmula mágica para adelgazar! Pero, el camino hacia un peso saludable, con resultados duraderos y sin exponernos a dietas peligrosas, es largo y requiere compromiso y disciplina.

¿Cuántos de nosotros nos hemos hecho la pregunta?: “¿por qué no adelgazo?”, “¡pero si cumplo la dieta a rajatabla!”. Bueno, entre tantos tipos de dietas, superalimentos y mitos alimentarios, a veces lo que hacemos para adelgazar, genera el efecto contrario.

Así que, a continuación, te presentamos 5 factores que te impiden adelgazar, aunque no lo parezca:  

TU ALIADO NATURAL
MAGRIFIT FLASH
Magrifit Flash favorece el gasto energético, mitiga el hambre nerviosa y te ayuda a conseguir los objetivos de tu dieta más fácilmente.
Más info

5. No te hidratas lo suficiente

Lo de los 2 litros, u 8 vasos, de agua al día es demasiado teórico. Así como ocurre con nutrientes como las proteínas, las necesidades de agua varían de una persona a otra. Dos litros pueden ser suficientes para alguien que mide 1,70 metros y pesa 70 kilos, vive en una zona con clima templado y practica actividad física moderada, pero no para una persona que habita en una zona cálida y entrena intensamente.

Lo importante es que bebas un vaso de agua nada más levantarte, uno o dos con cada comida principal y prestes mucha atención a qué sucede con tu sensación de sed en los momentos entre comidas. ¿Por qué? Muchas veces confundimos hambre con sed.

En realidad, sentimos sed, pero no somos capaces de identificarlo. Por eso, si has comido hace poco y te aparecen ganas repentinas de picar algo, prueba con beber unos sorbos de agua y evaluar si, al cabo de unos minutos, sigues sintiendo hambre. De esta manera, sabrás si era hambre real o solo sed. 

4. Abusas de los alimentos light o dietéticos

Un alimento light o dietético NO siempre significa un alimento más sano, sino un alimento cuya composición nutricional haya sido modificada. Muchas veces, se reduce la grasa, pero se aumenta la cantidad de azúcar (una práctica ampliamente practicada entre los yogures 0% grasa). Y conviene recordar que la grasa no es mala siempre y cuando se elija una grasa de calidad como la de los frutos secos, el AOVE o el aguacate.

Otro perjuicio de los alimentos light, es que muy a menudo se cree que “porque es light se puede comer la cantidad que se quiera” y, a la larga, se terminan ingiriendo más calorías que si se hubiera optado por el alimento no light. La clave: lee las etiquetas y comprueba cuánta azúcar ingieres a cambio de sacrificar un poco de grasa…te llevarás una mala sorpresa. Y por supuesto, ¡cuidado con las galletitas y los chocolates light

3. Realizas dietas de muy bajo valor calórico

Las dietas de muy bajo valor calórico (menos de 800 Calorías al día) han hecho un enorme mal entre las personas con sobrepeso. Además de ser sumamente restrictivas y difíciles de sostener en el tiempo, este tipo de regímenes hacen que el metabolismo basal baje y el cuerpo queme menos calorías. ¿El resultado? Entrar en un “estancamiento” en la pérdida del peso.

Comes poco, adelgazas poco (o nada) y te mueres por volver a tu dieta habitual. Las dietas de bajo valor calórico son de lo peor. Asimismo, como muestra una investigación de la Universidad Metropolitana de Londres, la pérdida de peso debería producirse por “quemar grasas” y no por disminuir la cantidad de músculo. Las dietas de bajo valor calórico disminuyen la masa muscular, lo que hace ralentizar el metabolismo basal aún más. 

2. Picoteas entre horas 

Un estudio de la Universidad de Navarra expuso que el picoteo entre horas es uno de los principales responsables de engordar o no poder adelgazar. Un trozo de queso, una galletita, unas patatitas, un poco de choricito… Lo malo del picoteo es que perdemos la noción de las raciones y se nos va de las manos.

La solución para el picoteo entre horas es comer seguido, pero planificando previamente las ingestas. Los tentempiés más saludables son las frutas (mejor los frutos rojos) o unos bastoncitos de verdura acompañados de un guacamole de aguacate o hummus. Sacian, nutren y permiten llegar a la próxima comida sin tanto apetito.

1. No piensas cambiar tu estilo de vida, solo hacer una dieta

Aunque te parezca una tontería, quizás este es el error más trascendental. ¿Por qué? Porque si afrontamos un cambio alimenticio como la enésima dieta en la que me privaré durante “X” días de todas las cosas que me gustan, nunca conseguiremos unos resultados verdaderamente satisfactorios y sobre todo duraderos si no cambiamos nuestro estilo de vida. Nuestro planteamiento debería ser (aunque a principio cueste): “voy a aprender a comer mejor porque no solo me ayuda a perder peso, sino porque es bueno para mi bienestar general”, “aprenderé recetas saludables y deliciosas” (sí, es posible, te lo aseguramos), “reduciré el azúcar” (sí, se puede, te lo dice una persona que tomaba el café con 2 cucharitas de azúcar y ahora le disgusta tomarlo azucarado), “buscaré un deporte que me guste” (sí, existen). Todo es cuestión de actitud.

Pero, el cambio de chip entre “voy a ponerme a dieta” y “voy a cambiar estilo de vida” se asemeja bastante a la dificultad de los fumadores de dejar de fumar, dado que por mucho que se lo digan los demás, si no se toma una decisión personal en firme, nunca funcionará de verdad, así que todo depende de ti.

Y por último, te damos algunos consejos que podrían ayudarte a conseguir tus objetivos más fácilmente:

  • Descansa: dormir lo suficiente es esencial, dado que la falta de sueño influye en la pérdida de peso, así que intenta a asegurarte tus 7-8h de sueño reparador.

  • No te estreses: obsesionarse con la pérdida de peso podría obstaculizarla, así que en vez de subir a la báscula continuamente, intenta a disfrutar de los alimentos y a adoptar este cambio alimenticio como un nuevo estilo de vida.

  • Echa mano al botiquín fitoterapéutico: las plantas y los suplementos alimenticios a base de ellas pueden ser una excelente ayuda durante este viaje. En Naturadika hemos pensado en cada fase de un plan de control de peso y hemos formulado 5 productos específicos

🍋 MAGRIFIT DETOX: nuestro suplemento ideado como preparativo a una dieta con acción diurética y depurativa que ayuda a eliminar las toxinas y los líquidos retenidos.

🌿 MAGRIFIT FLASH: una fórmula a base de Guarána y Té verde, entre otros, que ayuda a dar un impulso al inicio de una dieta, favoreciendo el gasto calórico, mitigando el hambre nerviosa y estimulando el tránsito intestinal.

🌶️ PIPER NIGRUM STRONG: el complemento ideal para la fase de “ataque” de una dieta quemagrasas gracias a la combinación de Guaraná y Pimienta de Cayena. Favorece la lipólisis y termogénesis y ayuda a controlar el apetito.

🔥 MAGRIFIT PIPERINE: nuestro termogénico natural a base de Cúrcuma, Yerba Mate, Jengibre, Cafeína, Colina, Cromo y 2 probióticos específicos. Una fórmula versátil que ayuda tanto a dar el remate final de tu dieta adelgazante, como a mantener los resultados obtenidos.

🥥 MAGRIFIT KETO: el suplemento perfecto si estás haciendo o decides hacer la dieta keto o el ayuno intermitente. Favorece la cetosis, mejora los niveles de energía y concentración y ayuda a conservar la masa muscular gracias a la combinación de las perlas de Aceite MCT de coco puro y las cápsulas de HMB.