¡S.O.S. Uñas quebradizas! ¿Cómo fortalecer las uñas?

La newsletter que no enviarás a SPAM

Suscríbete y recibirás un 10% de descuento para tu primera compra.

¡S.O.S. Uñas quebradizas! ¿Cómo fortalecer las uñas?

Para una buena parte de la población femenina, el cuidado de las uñas es tan importante como el cuidado del cabello. Las revistas de moda dedican miles de artículos a las últimas tendencias en manicura y no es de extrañar: dentro de la industria de los cosméticos, los esmaltes son los que más están creciendo.

Manicura japonesa, manicura multicolor, manicura con purpurina, manicura con dibujos que parecen una obra de arte o la clásica manicura francesa…la lista es inmensa y cada año aumenta un poco más.

¿Pero cómo lucirían todas esas manicuras si no tuviésemos las uñas sanas y fuertes? El primer día sería preciosa y al segundo la flor tan bonita que te habían dibujado se quedaría con un pétalo menos ya que tu uña se habrá partido. Una pena, ¿verdad?

Además, las uñas quebradizas provocan un montón de desastres cotidianos como medias rotas o hilos de jerséis sacados. Pero lo más importante es que las uñas son un indicador de la salud general, así que hay que cuidarlas y mantenerlas vigiladas.

Pero ¿a qué se deben las uñas quebradizas?

Las uñas se pueden descamar o incluso romper por diferentes motivos: a veces ocurre a raíz de malos hábitos, otras veces es porque hay alguna carencia nutricional y en algunos casos la razón puede ser alguna enfermedad dermatológica o la asunción de algún fármaco. De todas formas, no te preocupes: en la mayoría de los casos, la fragilidad de las uñas no se asocia a una enfermedad, sino a malos hábitos y quizás a una alimentación un poco descuidada. Sin embargo, ya sabes que si tienes alguna duda lo mejor que puedes hacer es consultar a un profesional.

Dicho esto, entre las principales razones para que tus uñas se rompan seguro que reconocerás algunas de estas situaciones:

  1. MORDERSE LAS UÑAS: aunque te parezca relajante, este hábito nada sano es catastrófico para tu manicura. Cada vez que das un mordisco a tus uñas las debilitas, produciéndoles microtraumas facilitando su rotura. Las sugerencias para dejar de hacerlo empiezan desde ponerse esmaltes con sabor amargo hasta remedios caseros un tanto curiosos como pasarte las uñas con un chili picante (si te gusta el picante, este método no sería el adecuado, porque en vez de que tus uñas te disgusten, probablemente te parecerían aun más deliciosas).
  1. CARENCIAS A NIVEL NUTRICIONAL: la estructura de la uña, en su mayor parte, está compuesta por queratina. Y para que éstas crezcan sanas y fuertes es importante recibir el aporte suficiente de las vitaminas A, B, C, D y E, además de aminoácidos y minerales como el hierro, el zinc y el selenio. La carencia de estos nutrientes puede causar un debilitamiento, por tanto, incluir en la dieta alimentos ricos en estas vitaminas y minerales ayuda a recuperar la saludad de la uña.
  1. USO DE PRODUCTOS QUÍMICOS: el uso de productos de limpieza sin guantes o el uso continuo de quitaesmaltes con acetona, así como esmaltes con sustancias químicas agresivas como el tolueno o el formaldehído no es lo mejor para las uñas. Para cuidarlas hay que usar guantes cuando se realizan las tareas de limpieza, dejar descansar las uñas sin esmalte de vez en cuando, elegir esmaltes de calidad y usar quitaesmaltes sin acetona.

Así que, además de evitar los malos hábitos, cuida tu alimentación y revisa tu menú semanal y asegúrate que incluye alimentos que proporcionan los nutrientes necesarios a tus uñas. 

¿Qué alimentos comer para fortalecer las uñas?

  1. HUEVOS: el huevo es vital para la salud de las uñas dado que proporciona biotina que, a su vez, es esencial para la producción de queratina. La queratina es una proteína clave dado que representa el componente principal de la estructura de la uña. Y, por si no fuese suficiente, el huevo también está rico en proteínas, antioxidantes, ácidos grasos y vitaminas A y D.
  1. CRUCÍFERAS: el brócoli, la coliflor y los coles son una excelente fuente de vitamina C y betacarotenos, imprescindibles para producir colágeno. Además, contienen azufre que ayuda a prevenir el debilitamiento de las uñas.
  1. MARISCO: el marisco contiene mucho zinc. La carencia de este mineral puede llevar a la aparición de manchas blancas en las uñas.
  1. FRUTOS SECOS: tienen un súper efecto antioxidante gracias a su contenido en vitamina E y las vitaminas del grupo B. Además, contienen selenio que evita el debilitamiento de las uñas.
  1. CARNE MAGRA: las carnes de pavo, pollo o conejo, así como los cortes como el lomo y el solomillo son una muy buena fuente de proteínas completas, fundamentales para garantizar el crecimiento y la regeneración de las uñas.
  1. LEGUMBRES: gozan de un alto contenido de niacina, necesaria para que la queratina se forme correctamente.
  1. ALIMENTOS RICOS EN SILICIO: el silicio es crucial en la síntesis de colágeno. Se puede encontrar en alimentos como el pepino, los pimientos, el tomate, la avena o el rábano

Además de la alimentación, seguramente muchas se preguntarán si no existe algún mejunje que se pueda echar para fortalecer y endurecer las uñas. La respuesta es sí, es posible echar una mano a tus uñas tirando de la naturaleza, sobre todo usando aceites vegetales.

aceite de aguacate

Remedios caseros para uñas quebradizas y otros consejos 

  1. ACEITE DE AGUACATE: es perfecto para las uñas, porque contiene 12 de las 13 vitaminas existentes, además contiene hierro, zinc y potasio. Equilibra el pH de las uñas y mejora su textura. Se puede aplicar a diario mediante un disco de algodón.
  1. ACEITE DE RICINO CON ACEITE DE GERMEN DE TRIGO: el aceite de ricino está súper rico en vitamina E, esencial para la nutrición de las uñas y el aceite de germen de trigo está muy rico en los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. La combinación de los dos ayudará a evitar la ruptura de las uñas. Mezcla mitad de aceite de ricino y mitad de aceite de germen de trigo (por ejemplo 50 ml y 50 ml) y con un disco de algodón y aplica la mezcla sobre las uñas con un masaje suave.
  1. ACEITE DE OLIVA: el aceite de oliva, por su contenido en ácidos grasos esenciales y vitaminas resulta muy nutritivo tanto para la piel como para las uñas. Para disfrutar de sus bondades pon en una taza unos 100 g de aceite de oliva y sumerge tus uñas durante unos 20 minutos. Después lávate la mano con abundante agua y sécalas bien.
  1. LIMAS SUAVES Y LIMADO RECTO: No uses limas de metal muy duras, mejor apuesta por limas de cartón o de cristal. Intenta limar tus uñas en una sola dirección para evitar que se abran en capas.
  1. HIDRATA LAS UÑAS, NO SOLO LAS MANOS: cuando te pongas tu crema de manos, no te olvides de las uñas y las cutículas
  1. DEJA TUS UÑAS DESCANSAR: tener las uñas pintadas es precioso, no lo negamos, pero para que luzcan sanas y fuertes, déjalas descansar unos 2-3 días entre manicura y manicura.
  1. INCLUYE UN SUPLEMENTO ALIMENTICIO: puedes incluir en tu dieta un suplemento a base de vitaminas, minerales y plantas que sirva de apoyo a tu alimentación. ¿Si conocemos por casualidad alguno súper bueno? Claro que sí, nuestro B·Beauty Complex, lo tiene todo y más. 

La clave para presumir de unas uñas fuertes, sanas y brillantes como siempre está en una combinación entre alimentación y hábitos saludables. Sin embargo, no olvides que para obtener resultados se necesita tiempo, por lo tanto, no te esperes milagros en una noche (y ni siquiera en un par de días). Así que, ármate de paciencia, apuesta por los frutos secos en vez de por tus uñas y verás cómo los resultados no tardarán en hacer acto de presencia.