Cómo quemar grasa caminando, en bicicleta o saltando la cuerda
La newsletter que no enviarás a SPAM

Suscríbete y recibirás un 10% de descuento para tu primera compra.

Cómo quemar grasa caminando, en bicicleta o saltando la cuerda

La felicidad que se siente durante una buena jornada de trekking (o senderismo) ya es suficiente como para disfrutar de esta actividad lo más seguido que nuestra agenda lo permita. ¿Y si además te decimos que puedes quemar grasas caminando, en bicicleta o saltando la cuerda? Sol, aire libre y entretenimiento, mientras tu cuerpo gasta calorías.

Lo mejor es que no es necesario que te encierres en un gimnasio ni que contrates a un personal trainer. En este artículo te traemos distintas rutinas: cortas, largas, intensas y/o moderadas, que puedes hacer a tu ritmo según tu nivel de energía, horarios y aptitud física. ¿Te animas?  

Beneficios de caminar, ir en bici y saltar la cuerda  

Pensar que para quemar grasas hay que sufrir y hacer actividad física extenuante debe ser una de las ideas más destructivas a la hora de cambiar de estilo de vida.

El mejor entrenamiento para adelgazar y quemar grasas no tiene que ser un martirio. Muchas actividades aeróbicas simples ayudan a reducir la adiposidad que tanto te molesta. ¿No nos crees? Veamos qué dice la ciencia…

Caminata

Lamentablemente, existen muchos detractores de la caminata que afirman, sin ningún sustento científico, que prácticamente no sirve para nada. Por el contrario, la caminata es segura y efectiva para quemar grasas, incluso la difícil adiposidad abdominal.

Un ensayo llevado a cabo por la Universidad de Sungkyunkwan demostró que caminar es bueno para quemar grasa, reducir la cintura e incluso mejorar la sensibilidad a la insulina.

Lo importante es que no camines como si estuvieras dando un paseo, sino que la caminata debe suponer un esfuerzo para ti. Camina de prisa, entre 20 y 30 minutos por día, y notarás como se derrite tu grasa corporal. ¡A acelerar la marcha!

Montar en bicicleta  

Ir en bicicleta al trabajo y utilizarla como tu medio de transporte para hacer compras y otros encargos es genial para quemar grasas (y también para el medio ambiente). Puedes emplear la bici para tu entrenamiento y planear recorridos que incluyan subidas y bajadas, aumentar o bajar la velocidad, e incluso, para los más entrenados, pedalear de pie unos minutos. 

Un truco: Una taza de café negro unos minutos antes de salir en bici te ayudará a quemar más calorías y grasas, ya que, tal como explica una publicación del Boletín de la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva, la cafeína aumenta el gasto de energía.  

Saltar la cuerda (o la comba) 

Parece mentira que un juego de la niñez pueda ayudarte a mejorar tu composición corporal. Saltar la cuerda es excelente para quemar grasas de manera divertida y creativa.

La ventaja de saltar la cuerda sobre caminar o montar en bici es que trabaja tanto la parte inferior como la superior del cuerpo. ¡Brazos y piernas tonificados al mismo tiempo!  

Rutinas para todos, ¡incluidos los más perezosos!

Antes de comenzar con estas simples, pero súper efectivas rutinas, te adelantamos que no podemos decirte cuántas calorías quemarás cada vez que las practiques. ¿Por qué? Resulta que para estimar el gasto energético no solo se tiene en cuenta la duración, el tipo y la intensidad de la actividad, sino que influyen el estado físico (qué tan entrenado esté tu cuerpo), el peso corporal, la estatura y hasta las condiciones ambientales.

Lo prometido es deuda y aquí están las rutinas para quemar grasas caminando, en bicicleta o saltando la cuerda:

  • Caminata: lo mejor es que practiques la power walking. Comienza con un calentamiento caminando a un ritmo cómodo durante 5 minutos. Luego intenta caminar durante un par de minutos a máxima velocidad, para moderar tu ritmo durante los próximos 5 minutos. Repite este ciclo de acelerar y desacelerar durante 25 minutos, y finaliza con 5 minutos de caminata lenta. Sería recomendable que, con el paso del tiempo, tus jornadas de caminata para quemar grasa duren de 45 a 60 minutos.
  • Montar en bici: ya sea estática o convencional, con o sin “cambios”, ir en bici es ideal para quemar calorías y grasas. Tendrás que hacer lo mismo que con la caminata: iniciar con un calentamiento breve, aumentar la velocidad al máximo durante 1 o 2 minutos, luego moderar la velocidad, y repetir hasta que finalice la rutina. En bici también puedes aumentar la dificultad alternado subidas con bajadas, aumentando la resistencia (peso) o pedaleando de pie.
  • Saltar la cuerda (o la comba): este ejercicio no solo es perfecto para una rutina cardio, sino que también fortalece la musculatura y mejora tu coordinación. Saltar la cuerda es una forma exprés de quemar grasas. ¡De 10 a 15 minutos son suficientes!
    Mientras saltas la cuerda, procura mantener tu abdomen activo (como si quisieras meter tripa) y mover solo las muñecas. Puedes comenzar con saltos simples, luego con dobles y después innovar saltando en una pierna o cruzando los brazos. ¡Vamos que con la comba los brazos también se ejercitan!

Un complemento natural para la caminata, el senderismo y el ciclismo  

Para obtener un boost en la quema de grasas y calorías te proponemos sumar a tu día a día nuestro PIPER NIGRUM STRONG, fuente de capsaicina y guaraná (fuente natural de cafeína), dos ingredientes naturales que aumentan el gasto de energía y la movilización de grasas.

piper nigrum

Además de quemar grasas caminando, en bicicleta o saltando la cuerda, existen otras actividades que te ayudarán en la pérdida de peso casi sin darte cuenta: como pasear y jugar con tu perro o bailar.

Recuerda que el ejercicio físico al aire libre te ofrece el plus de mejorar tu estado de ánimo y reducir los niveles de ansiedad y estrés.