Papada: Causas y soluciones para eliminarla
La newsletter que no enviarás a SPAM

Suscríbete y recibirás un 10% de descuento para tu primera compra.

Papada: Causas y soluciones para eliminarla

La papada, o doble mentón, afecta a hombres y mujeres, de todas las edades, delgados o con sobrepeso. En su aparición influyen mayormente la grasa que se acumula en dicha zona, el envejecimiento y la flacidez de la piel, así como algunas posturas corporales.

Aunque parece ser que la única opción para liberarse de ella es pasar por el quirófano, la realidad es que todavía hay muchos otros métodos que se pueden probar antes de meter de por medio el bisturí. Así que hoy, te invitamos a leer este artículo sobre las causas y posibles soluciones para eliminar y prevenir la aparición de papada.

Causas de la papada

Antes de compartir algunos trucos para eliminar la papada, es importante saber por qué aparece, dado que conociendo los motivos en la mayoría de los casos se puede prevenir su aparición:

  • Adiposidad localizada: un artículo del Departamento de Cirugía Plástica de la Universidad de Rowan explica que la papada se produce por un exceso de grasa submental, es decir, debajo del mentón.

  • Envejecimiento: el paso del tiempo deja su huella en la piel en forma de arrugas, manchas y, como si lo anterior no fuera suficiente, papada. Cuando no producimos suficiente colágeno, la piel pierde firmeza y se vuelve flácida, empeorando la apariencia de la papada.

  • Posturas corporales: créase o no, el uso de móviles y tablets, o incluso una mala postura frente al ordenador, produce cambios en la anatomía del cuello. Al bajar la cabeza e inclinarla hacia adelante, la piel y los tejidos del cuello se sobrecargan, propiciando la aparición de la papada.

  • Genética: Vale aclarar que este cúmulo adiposo que causa el “doble mentón” no se produce solo por exceso de peso, sino que muchas veces se presenta en personas delgadas, que tienen una predisposición genética a dicha distribución de grasa.

Soluciones no invasivas para tratar la papada

Existen múltiples técnicas, ejercicios y mecanismos para solucionar la papada:

  • Buena postura: mantener el ordenador a la altura de tu vista y tratar de usar el móvil intentando no bajar en exceso la cabeza son estrategias que permitirán no empeorar tu papada y, por supuesto, prevenirla.

  • Alimentación: aunque las personas delgadas también pueden tener papada, el exceso de peso causa “doble mentón”. Por ello, una dieta saludable, rica en frutas, verduras, carnes con poca grasa, pescados, lácteos bajos en grasa y granos enteros es ideal para adelgazar y reducir o eliminar la papada.

  • Ejercicios de cara y cuello: existen rutinas de ejercicios para la papada. Una actividad muy popular es sostener una pelotita haciendo presión sobre el cuello con el mentón (o barbilla). Otro ejercicio sencillo es sentarse derecho y mirar al techo, tratando de sacar la barbilla hacia adelante. Unas diez repeticiones diarias de cada ejercicio, sosteniendo la pelota o el mentón hacia adelante unos 5 segundos, es suficiente.

  • Suplementos de colágeno: para combatir la flacidez de la piel bajo el mentón, nada mejor que el colágeno hidrolizado. Es seguro, fácil de tomar, estimula la producción de colágeno y mitiga el “descolgamiento” de la piel debajo de la barbilla. Puedes probar nuestro colágeno hidrolizado SKINCOLL EXPERT para tonificar la piel y prevenir o reducir tu papada.

  • Masajes: los masajes drenantes ayudan a evitar que se acumule la grasa y las toxinas en el área de la papada. Puedes realizarlos en casa, masajeando suavemente y hacia abajo la zona de mentón y cuello.

  • Criolipólisis: este procedimiento no invasivo ayuda a destruir las células grasas de la papada mediante la aplicación de frío. Eso sí, la criolipólisis siempre debe ser realizada en un centro profesional.

  • Radiofrecuencia: este tratamiento no destruye la grasa, pero tonifica la piel de la papada y combate la flacidez.

Métodos invasivos para eliminar la papada

Algunas personas optan por procedimientos invasivos para eliminar la papada, bien porque en ciertos casos es la única alternativa porque la piel está demasiado flácida, bien porque no se ha tenido éxito en los intentos para eliminar la grasa localizada.

Las intervenciones quirúrgicas para quitar la papada son una de las más frecuentes en lo que se refiere a cirugía estética facial, incluso en menores de 40 años, tal como explica la publicación del Hospital Universitario CHU-Amiens. Destacan las siguientes:

  • Liposucción submental: es una cirugía para quitar la grasa de la papada y definir el ángulo cervicofacial, mejorando notablemente el perfil.

  • Lifting: es una técnica quirúrgica que permite estirar la piel del cuello y mejorar el contorno de la mandíbula.