Cómo tener más y mejores erecciones
La newsletter que no enviarás a SPAM

Suscríbete y recibirás un 10% de descuento para tu primera compra.

Cómo tener más y mejores erecciones

Para empezar, es importante destacar que un “gatillazo”, es decir sufrir de forma esporádica una disfunción eréctil, lo ha tenido casi cualquier hombre al menos una vez en su vida y por norma general no es un motivo de preocupación. 

De hecho, se estima que los problemas de erección (problemas de disfunción eréctil) a día de hoy pueden llegar a afectar casi un 20% de la población masculina, especialmente a los hombres mayores de 40 años. 

Una disfunción eréctil no significa únicamente no llegar a lograr una erección: se trata de una definición más amplia que se relaciona con erecciones insatisfactorias bien por no ser suficientemente duraderas o bien por no ser suficientemente fuertes. 

Las causas pueden ser de diferente índole: vascular, neurológico, hormonal, anatómico o farmacológico, de modo que para poder afrontar la situación de forma correcta es importante detectar el motivo. 

Afortunadamente, los problemas de erección que no están relacionados con una patología severa pueden solucionarse con cambios en el estilo de vida, ejercicios específicos, suplementos y hasta el famoso anillo. Hoy te dejamos unos cuantos consejos probados por la ciencia que pueden contribuir a disfrutar de tu vida sexual al máximo. 

1. Suplementos para lograr mejores erecciones 

En el botiquín de productos naturales encontramos ayudas para mejorar el deseo, las erecciones y la sexualidad en hombres: los protagonistas son sin duda la maca andina, el tribulus terrestris y el ginseng coreano. Una mención especial merece la L-Arginina que ha demostrado ser muy efectiva para tratar la disfunción eréctil leve

La L-arginina estimula la producción de óxido nítrico y mejora la irrigación sanguínea en el pene. Cuando los problemas de erección están vinculados con afecciones circulatorias, la L-arginina puede ser una posible solución, tal como explica un estudio del Departamento de las Ciencias de la Salud de la Universidad de Estudios de Milán. 

Además, en otro estudio de Dokkyo Medical University Hospital de Japón se ha descubierto que la combinación de L-Arginina con extracto de Pino Marino aumenta la eficacia de ambos de forma significativa, dado que, la L-arginina ayuda a incrementar la producción de óxido nítrico y el Pino Marino activa el óxido nítrico sintasa endotelial. Así, el estudio sugiere que la sinergia de estos dos ingredientes ayuda a mejorar las funciones eréctiles. 

Nuestro VIBOOST MEN COMPLEX incluye todos los ingredientes vigorizantes que ayudan a aumentar la libido, recuperar el vigor y mejorar las erecciones. Contiene L-arginina, maca, tribulus terrestris, ginseng, pino marino y diversas vitaminas y minerales claves para la salud física y sexual del hombre. 

2. Mejores erecciones gracias a la rehabilitación del suelo pélvico  

Los famosos ejercicios de Kegel, casi siempre relacionados con la rehabilitación posparto, tienen mucho para ofrecerle a la población masculina. Esto se debe a que en la erección no solo participa el pene. Los músculos del suelo pélvico (que no se notan a simple vista, pero podrás sentirlos cuando hagas los ejercicios) intervienen en la erección y, su debilitamiento, muchas veces está detrás de la disfunción eréctil.

Los ejercicios de Kegel, no solo te ayudarán a tener erecciones más fuertes y duraderas, sino que también mejoran la situación en caso de eyaculación precoz.

Los ejercicios de Kegel son simples y los puedes realizar en casa. No te llevarán mucho tiempo ni esfuerzo. Lo que sí es importante es que visites a un profesional que te enseñe a hacerlos adecuadamente porque, de lo contrario, puedes hacerte daño y empeorar tu condición. ¿Otro consejo? ¡Aléjate de tutoriales de YouTube! 

3. Fuera tabaco, no te pases con el alcohol 

Afortunadamente hoy en día ya no hay médicos recomendando y publicitando tabaco en los periódicos como la panacea de todos lo males (las tabacaleras han ido perdiendo fuerza desde los años ’60), pero todavía hay millones de personas fumando y varios estudios concluyen que los cigarrillos son un factor riesgo clave (un 60% más de probabilidad) y unas de las principales causas de la impotencia masculina (el 40% de los hombres que la sufren son fumadores). 

¿Por qué? El tabaco y sus múltiples compuestos tóxicos influyen en la circulación, incluida la del pene, disminuyendo la duración de las erecciones y la dureza. Además, puede producir un desequilibrio hormonal que afecte al deseo sexual. ¿Necesitas más motivos para dejarlo? 

En cuanto al alcohol, tomar 1-2 bebidas alcohólicas al día podría incluso favorecer tus relaciones sexuales, sin embargo, si se te va de las manos y sobre todo si se te va de las manos a menudo esto puede terminar pasándote factura afectando la calidad de tus erecciones

4. Mantén un peso saludable y haz deporte 

De acuerdo con una investigación de la Segunda Universidad de Estudios de Nápoles (Universidad de Campania Luigi Vanvitelli), el sobrepeso es otro de los enemigos más severos de las erecciones de calidad. Así que, mantente en un peso saludable y practica deporte. Hacer ejercicio favorece la circulación sanguínea y nos ayuda a segregar testosterona y endorfinas, dos hormonas clave para el bienestar físico y sexual. 

5. Duerme para recargar las pilas de TODO el cuerpo 

Para tener erecciones es bueno tener erecciones. Es una especie de retroalimentación, dado que más veces el pene esté lleno de sangre mejor funcionará cuando lo necesites. Ahora bien, dado que a menudo se pueden pasar períodos sin ninguna actividad sexual el pene sufrirá baja oxigenación dado su estado de flacidez, lo que podría llevar a un posible deterioro de las erecciones. Afortunadamente la naturaleza se ha encargado del asunto y ha proporcionado una solución: experimentar de forma involuntaria o automática erecciones durante el sueño, además en cada fase REM, no solo a veces. Dado que se pueden producir hasta 4 o 5 fases REM durante la noche y que cada una dura entre 30 minutos a 1 hora estarás teniendo 2 o 3 horas de sueño en erección. Qué pena que no nos enteramos, ¿verdad? En todo caso, este es el motivo por el que a veces nos despertamos en erección. En conclusión: asegúrate tus 8 horas, porque son clave para tu salud sexual. 

6. La dieta 

Es muy simple, para estar bien debes comer bien. La alimentación sana está relacionada absolutamente con cualquier función de nuestro cuerpo y por supuesto también con las erecciones. Entonces, puesto que la erección esencialmente es una cuestión de circulación sanguínea, los alimentos que son perjudiciales para el corazón también son perjudiciales para las erecciones, tal y como lo confirman varios estudios. De modo que incluir en tu dieta grasas saludables, frutos secos, pescado, fruta y verdura es importantísimo. 

Por otro lado, algunos alimentos que cuentan con estudios que sugieren tener un beneficio para mejorar las erecciones son el zumo de Granada, como ha concluido un ensayo clínico de The Male Clinic de California, EEUU o el regaliz cuyas propiedades se aprovechan más a nivel olfativo. Un estudio de Smell&Taste Treatment and Research Foundation en Chicago, EEUU que investigaba como los olores influyen en nuestra excitación sexual ha descubierto que oler regaliz negro aumenta en un 13% el flujo sanguíneo hacia el pene

7. Un accesorio simple que puede ayudarte mucho en tus erecciones 

Los anillos para la erección, que generalmente son de silicona, aunque existen de otros materiales, se colocan en la base del pene con el objetivo de tener erecciones más fuertes y duraderas. Los modelos pueden variar. Algunos vibran, existen más grandes y más pequeños, se colocan por detrás o delante de los testículos. En fin… muchas opciones. Lo importante es encontrar el anillo que se adapte mejor a tus exigencias.

Los anillos comprimen la base del pene y permiten que la sangre permanezca en los cuerpos cavernosos, logrando una erección más potente. ¡Cuidado! Un mal uso o el empleo excesivo puede generar lesiones en tu pene. Una vez más, un profesional debería enseñarte a usarlos. 

8. Testosterona 

Aunque se asocia principalmente con el deporte, esta hormona está involucrada en múltiples funciones del organismo. Es esencial además para la masa muscular y el peso, para el bienestar emocional y también sexual. Así que unos niveles normales de testosterona son clave para mantener unas erecciones de calidad. Si los “gatillazos” esporádicos se convierten en algo habitual, convendría comprobar tus niveles de testosterona y consultar a tu médico.

9. Con ganas, pero con cuidado 

La penetración demasiado fuerte puede producir una lesión al pene. Es cierto que la lesión provocada por estos “accidentes” pasa sola o puede ser tratada con facilidad y la recuperación es completa, puede cortar el acto e influir a nivel psicológico. 

10. Controla la mente 

Para finalizar, no solo el estrés, la ansiedad o la depresión pueden afectar tus erecciones. El consumo desmedido de pornografía es una de las causas de problemas de erección. ¡Sí! ¡Aunque te cueste creerlo! Muchas veces las películas porno trastornan la realidad… ¿cuántas veces has practicado sexo haciendo el pino puente? 

Dado que la disfunción eréctil muchas veces está provocada por múltiples factores, una de las principales indicaciones de los profesionales es dejar por completo la pornografía, al menos en la etapa inicial del tratamiento. 

Por otra parte, si sientes falta de deseo, la psicoterapia y la sexología te darán herramientas para recuperar la libido, no tengas miedo ni vergüenza de consultar a un profesional…piensa que en EEUU eres un tío raro si no tienes un psicoterapeuta.

Y por último recuerda que, en la mayoría de los casos, es la mente que controla el cuerpo (y no al revés :) )

Existen también otras formas de dar un push a las erecciones como la medicación o las inyecciones (ouch!), pero dado su agresividad consideramos que lo mejor sería empezar por cambios en el estilo de vida y complementos naturales. Y si aun así no consigues unos resultados satisfactorios, consulta a un profesional, casi siempre la solución es mucho más fácil de lo que te imaginas.