¿Cómo mantener el cuidado de la piel a diario?
La newsletter que no enviarás a SPAM

Suscríbete y recibirás un 10% de descuento para tu primera compra.

¿Cómo mantener el cuidado de la piel a diario?

Muchas veces escuchamos que “la piel es una cuestión de genética”. Parece ser que, quienes no gozan de la suerte de haber heredado una piel radiante, tendrán que resignarse, comprar los cosméticos más caros o vivir disimulando imperfecciones. La realidad es que existen muchos productos y trucos para mantener no solo el cuidado de la piel a diario, sino también su belleza.

Aunque existan cremas que combaten la sequedad, el envejecimiento y la pérdida de luminosidad, lo cierto es que para tener una piel radiante y saludable es necesario no solo mantener uno buenos hábitos, sino también ser constante. Limpieza, exfoliación, hidratación y protección solar son los cuatro pilares de una beauty care.

Lo primero, la limpieza

La mayoría de las “imperfecciones” (espinillas, granos, puntos negros) se producen como consecuencia de una falta de limpieza de la piel. Existen distintas formas de presentación de limpiadores para mantener el cuidado de la piel a diario:

  • Geles
  • Lociones (incluidas) las famosas aguas micelares
  • Espumas
  • Jabones
  • Leches desmaquillantes
  • Cremas de limpieza

Procura encontrar el mejor limpiador para tu piel, teniendo en cuenta si tienes tendencia a la sequedad, a la oleosidad o bien si tu dermis es mixta. Para las pieles con acné, se recomiendan los productos con un pH ligeramente ácido (5,5-6), tal como explica la publicación del Instituto para la Calidad y la Eficiencia en el Cuidado de la Salud.

Mucho cuidado con la exfoliación

La exfoliación facial debe ser suave, recuerda que es tu cara y no el fregadero, no necesita tanto frote. Además, no lo hagas más de una o dos veces por semana cómo máximo, dado que exfoliar demasiado el cutis daña la fina capa de células superficiales y hace que los poros sean más susceptibles a taparse o infectarse, propiciando la aparición de granos y puntos negros.

Para la piel del cuerpo, específicamente en la zona de muslos y glúteos, la exfoliación en seco mejora la circulación sanguínea y la apariencia de la celulitis. Puedes usar un cepillo o guante exfoliante.

Hidratación durante el día y la noche

No quedan dudas de que, para mantener el cuidado de la piel a diario, es crucial hidratarla por la mañana y por la noche. Las cremas enriquecidas con vitamina C son ideales para empezar el día, mientras que es mejor usar los productos con retinol antes de ir a dormir.

¿Cuál es el momento ideal para hidratar la piel? Después de la limpieza. En lo que se refiere a la cara, evita mezclar vitamina C con retinol al mismo tiempo porque podrían irritar a tu piel. Recuerda hidratar tu cuerpo a diario, con crema, aceites y/o lociones corporales.

Protección solar incluso dentro de casa 

En el cuidado diario de tu piel no puedes olvidarte del protector solar, mínimo factor 30 y, si es 50, mejor aún. El sol envejece y es el responsable de la aparición de manchas en tu piel.

El Instituto Leibniz para la Investigación de Medicina Medioambiental publicó una investigación que afirma que la exposición solar, así como el tabaquismo y el abuso de alcohol, produce un envejecimiento prematuro de la piel

¿Cuándo aplicar el protector solar? Puedes hacerlo inmediatamente después de la absorción de tu crema hidratante. Afortunadamente, los protectores solares de textura oleosa ya son historia y hoy en día, son ligeros y algunos hasta tienen color, funcionando como una especie de base de maquillaje.

Si pasas mucho tiempo frente a pantallas (ordenador, móvil, tablet), elige un protector solar que neutralice el daño por la luz azul emitida por estos dispositivos sin los que la mayoría de nosotros no puede vivir. Aunque te parezca absurdo, el hecho de no salir de casa no significa que tu piel esté a salvo, dado que el sol y la luz de las pantallas igualmente pueden dañarla, así que ¡protección!

Fuera los malos hábitos  

Como ya lo mencionamos, evita fumar y beber demasiado alcohol, pero no solo por tu piel, sino por tu salud en general. Asimismo, el estrés, una dieta desequilibrada y tomar poca agua también son factores que atentan contra la belleza de la piel.

Asegúrate que no falten las frutas y verduras crudas en tu dieta y de beber al menos 8 vasos de agua al día. Tu piel te lo agradecerá.

Suplementos nutricosméticos al rescate

El colágeno hidrolizado, en polvo o líquido (sí, existen pequeños viales o ampollas bebibles), es la estrella para el cuidado diario de la piel cuando pasas los 30.

El colágeno es la proteína que le otorga firmeza a la piel y que, con el paso del tiempo, se produce en menor cantidad. Por ello, un suplemento de colágeno hidrolizado para la piel mejora su elasticidad, la tonicidad e hidratación, tal como lo demuestra un estudio de Dermatest (Alemania). 

Te recomendamos probar nuestro SKINCOLL EXPERT que, además de contener colágeno hidrolizado con ácido hialurónico, aporta Astaxantina, ácido silícico, vitaminas C, E y A, minerales y extractos naturales como Rosa Mosqueta, Bambú, Uva y Granada. Es un nutricosmético antiaging, ideal para prevenir las primeras arruguitas y devolverle la firmeza a tu piel.

skincoll

Y por último, no te obsesiones, cuida de tu piel, pero recuerda que no hay nada más bonito que unas arruguitas fruto de muchas risas y buenos momentos.